martes, 29 de mayo de 2012

LA CASA

Cuenta en su haber con más de ciento cincuenta años de vida, aunque reformada y adaptada a los nuevos tiempos conserva el encanto de lo rural y rezuma de sus anchos muros el clamor de su antigüedad. Su corazón es la chimenea que palpita entre llamaradas en medio de la sala principal, lugar hogareño y acogedor perfecto para reunirse, comer, charlar...y junto a ella su arteria principal, una gran cocina campestre que abastece de las viandas necesarias para pasar el mejor de los ratos. En la planta baja también contamos con dos baños y dos habitaciones dobles, además de un hall de entrada y recepción. Y su mayor encanto le viene a ésta villa gracias al precioso jardín de árboles frutales, de la fuentecilla del león y de un pozo antiguo que podemos encontrar en la parte trasera. En la planta alta tenemos otro gran baño y las dos habitaciones más amplias de la casa, cada una de ellas con más de 30 metros cuadrados, ambas pueden disfrutar de una enorme terraza con preciosas vistas a la serranía.  




















Nuestra villa puede albergar un número máximo de dieciséis personas con todas las comodidades. La distribución de nuestras habitaciones es la siguiente:

La habitación Burdeos ( Situada en la planta baja, exterior, con vistas al pueblo. Habitación para cuatro personas y con baño propio pero situado fuera de ella, en el jardín)






La habitación Azul (Situada en la planta baja, interior, con vistas al jardín. Habitación para dos personas y adaptada a minusválidos y con baño propio en su interior)








La habitación Púrpura (Situada en la planta alta. Habitación para cuatro personas perfecta para familias o grupos de amigos y con posibilidad de otra supletoria o cuna. Es exterior, con vistas al Castillo de Alanís. Se comparte el baño de la planta alta con la habitación albero)






La habitación Albero (Situada en la planta alta. Habitación para cinco personas perfecta para familias o grupos de amigos. Es interior, con vistas al jardín y a la Sierra. Se comparte el baño de la planta alta con la habitación púrpura)








CONTACTO RESERVA: 622405542


Alrededores

La Villa del Pozo está situada en Alanís, un precioso pueblo en el corazón de la sierra sevillana. Un enclave mágico y típico del sur de España, con calles estrechas y fachadas blancas, con monumentos para visitar entre los que destacamos la torre alta de la iglesia con varios siglos de antigüedad. Alanís de la Sierra está rodeado de montañas que embellecen aún más el color de este pueblo y su protagonista se subleva en las alturas al resto del paisaje, es ni más ni menos que su majestuoso Castillo de origen árabe situado en la cúspide de la montaña. Está dentro de la Ruta de los Castillos. Todo este marco incomparable hace que sus habitantes y sus costumbres sean de un encanto especial. La población, aunque de origen celta, acumula un enriquecedor pasado romano, árabe y cristiano, entre otras culturas. La amabilidad es una característica clave de su vecindad. Entre las fiestas populares más importantes destacamos sus Jornadas Medievales a principios de septiembre, una fiesta que decora y embellece cada rincón de este pueblo y que te transporta a la Edad Media. Los disfraces de época son primordiales. También cuenta con una de las Romerías más importantes de la comarca que se celebra el último fin de semana de cada mes de mayo. Destacamos también su feria a finales de agosto y que se celebra en la Plaza del Parral, donde también está situado nuestro alojamiento rural y la Oficina de Turismo. El otoño y el invierno se tornan mágicos por los paisajes de la zona, y la nieve también hace acto de presencia habitualmente en el mes de enero, algunos años con más fuerza que otros. "La Villa del Pozo" está situada en pleno corazón de Sierra Morena. Sus paisajes, su bosques, sus arroyos y cascadas te transportan a otras edades del hombre cuando lo urbano apenas tenía protagonismo. Toda la zona está rodeada de senderos para el peregrino y de lagos y ríos para el baño. Alanís de la Sierra linda al sur a unos ocho kilómetros con otro precioso pueblo llamado San Nicolás del Puerto, apenas varias calles cruzadas conforman esta pequeña población cuyo río Galindón lo atraviesa. Con el buen tiempo la presa cierra el camino de las aguas y lo transforma en una pequeña playita acondicionada para el veraneo.


Si seguimos el curso del río encontraremos la ribera del Huéznar con sus maravillosas cascadas que serpentean por la frondosidad y el espesor de los bosques. Dirección a Constantina, otro pueblo lleno de magia, el viajero quedará sorprendido por el impresionante paisaje lunar del Cerro del Hierro, su pequeño poblado a los pies de las montañas guardan las reminiscencias del pasado, un pasado minero. Desde San Nicolás camino a la zona de acampada del Martinete daremos caza a la buena cocina de sus restaurantes de comidas ibéricas. Por esa misma ruta encontraremos la "Isla del pescador" y un precioso Monasterio. Alanís de la Sierra limita al norte con Malcocinado y Azuaga, ambos pertenecientes ya a la provincia de Badajoz. A tan solo unos 18 kilómetros de Alanís encontramos Cazalla de la Sierra, un pueblo con mayor densidad de población y con ello mayor número de actividades, y a pocos kilómetros el famoso Pantano del Pintado, inmenso, precioso y digno de ser visitado. Toda la zona guarda el encanto y la magia de lo rural y lo auténtico, repleto de rincones y caminos deseosos de ser encontrados por el visitante.
Lagos,  ríos, senderos, montañas, bosques, cascadas...
Si sientes la llamada de la naturaleza éste es el lugar perfecto, ¡¡el rincón del mundo que buscabas!!
Contacto
Casa Rural La Villa del Pozo
Juan de León, 25
Alanís de la Sierra
Parque
Natural Sierra Norte de Sevilla
Sur de España

695 26 87 51